Bolivar

Bolivar

Bolivar

Bolivar

jueves, 3 de junio de 2010

Pensamientos de Bolivar

PENSAMIENTOS DEL LIBERTADOR SIMÓN BOLIVAR
• Me vería como un hombre indigno, si fuere capaz de asegurar lo que no estoy cierto de
cumplir. (Carta a su tío Juan Ribas, 8 de octubre de 1812)
• Los beneficios que se hacen hoy se reciben mañana, porque Dios premia la virtud en este
mundo mismo. (Carta a Francisco Iturbe, 19 de septiembre de 1813)
• Como amo la libertad tengo sentimientos nobles y liberales, y si suelo ser severo, es
solamente con aquellos que pretenden destruirnos. (Carta a Juan Jurado, 8 de diciembre de
1814)
• El que lo abandona todo por ser útil a su país, no pierde nada, y gana cuanto le consagra.
(Carta -reproduciendo acta- al Presidente de las Provincias Unidas de la Nueva Granada,
desde Kingston, 10 de septiembre de 1815)
• La desesperación no escoge los medios que la sacan del peligro. (Carta al editor de la Gaceta
Real de Jamaica, septiembre de 1815)
• El peso de la libertad es liviano, pero también es difícil mantenerlo en equilibrio aún en las
naciones más cultas y civilizadas. (Carta al editor de “The Royal Gazette”, 28 de septiembre
de 1815)
• ¡ He proclamado la libertad absoluta de los esclavos!. (Carta al Gral. Marion, 27 de junio de
1816)
• Si la lisonja es un veneno mortal para las almas bajas, los elogios debidos al mérito alimentan
las almas sublimes. (Carta al Gral. Petion, Presidente de Haití, 9 de octubre de 1916)
• La fortuna no debe luchar vencedora contra quienes la muerte no intimida; y la vida no tiene
precio sino tanto que es gloriosa. (Carta al Gral. Briceño, 1 de enero de 1817)
• La amistad es mi pasión. (Carta al Cnel. Palacios, 16 de mayo de 1817)
• El primer día de paz, será el último de mi mando. (Carta Gral. Santander, 10 de junio de
1820)
• Lo presente ya pasó, lo futuro es la propiedad del hombre, pues éste siempre vive lanzado en
la región de las ilusiones, de los apetitos y de los deseos. (Carta al Gral. Santander, 19 de
junio de 1820)
• La paz será mi puerto, mi gloria, mi recompensa, mi esperanza, mi dicha y cuanto es precioso
en el mundo. (Carta al Gral. Santander, 23 de julio de 1820)
• Las discordias que nacen de la unión que yo he procurado formar, me hacen sufrir las
agonías del suplicio. (Carta al Gral. Santander, 10 de junio de 1820)
• Nada, sino las malas acciones, debe molestar a los hombres. (Carta al Gral. Español Pedro
Morillo, 30 de noviembre de 1820)
• Deseo irme lo mas lejos que pueda a descansar de tanta pena que me dan los males ajenos.
(Carta al Gral. Páez, 18 de enero de 1821)
• Yo no escribo a los que amo sino cuando necesito de ellos. (Carta al Gral. Urdaneta, 24 de
agosto de 1821)
• Yo creo más en el honor que en las pasiones. (Carta al Gral. M. Montilla, 15 de octubre de
1821)
• No creo ninguna cosa tan corrosiva como la alabanza. (Carta al Gral. Santander, 15 de abril
de 1823)
• Bastante me han criticado por haber hecho el bien a pesar de mi deber. (Carta al Gral.
Santander, 29 de abril de 1823)
• Yo no sé jamás degradarme a fingir y mucho menos a negar. (Carta al Gral. Santander, 14 de
mayo de 1823)
• Las cosas, para hacerlas bien, es preciso hacerlas dos veces: la primera enseña la segunda.
(Carta al Gral. Sucre, 24 de mayo de 1823)
• Yo no quiero lujo en nada, pero tampoco indecencia. (Carta a Anacleto Clemente, 29 de
mayo de 1823)
• Nadie puede hablar de sí sin degradar de algún modo su mérito. (Carta al Gral. Santander, 14
de junio de 1823)
• Cuanto más me elevo tanto más hondo se ofrece el abismo. (Carta al Gral. Santander, 21 de
julio 1823)
• La ofensa hecha al justo es un golpe contra mi corazón y yo no quiero precipitar mi mano
contra mi propio pecho. (Carta al Gral. Santander, 30 de octubre de 1823)
• A los enemigos no se les engaña sino lisonjean dolos. (Carta al Cnel. Tomás Heres, 9 de
enero de 1824)
• Mi único tesoro es mi reputación. (Carta al Presidente del Congreso de Colombia, 9 de enero
de 1824)
• La ingratitud es el crimen más grande que pueden los hombres atreverse a cometer. (Carta al
Cnel. Vicente Aguirre, 9 de enero de 1824)
• Usted sabe que yo no sé mentir, y también sabe usted que la elevación de mi alma no se
degrada jamás al fingimiento. (Carta al Gral. Sucre, 4 de septiembre de 1824)
• La gloria está en ser grande y en ser útil. (Carta al Gral. Sucre, 4 de septiembre de 1824)
• Por triste que sea nuestra muerte, siempre será más alegre que nuestra vida. (Carta a
Fernando Peñalver, 10 de noviembre de 1824)
• Mis tristezas vienen de mi filosofía, y yo soy más filósofo en la prosperidad que en el
infortunio. (Carta al Marqués del Toro, 10 de noviembre de 1824)
• Lo que está más lejos de mí es el dolo y la perfidia. (Carta al Gral. Olañeta, 15 de diciembre
de 1824)
• Yo quiero vivir libre y morir ciudadano. (Carta al Gral. Santander, 20 de diciembre de 1824)
• Noche y día me atormenta la idea en que están mis enemigos, de que mis servicios a la
libertad son dirigidos por la ambición. (Carta al Presidente del Senado de Colombia, 22 de
diciembre de 1824)
• Una vida pasiva e inactiva es la imagen de la muerte, es el abandono de la vida; es anticipar
la nada antes de que llegue. (Carta al Gral. Sucre, 20 de enero de 1825)
• La gloria debe ser insaciable cuando se funda en sus verdaderos principios. (Carta al Gral. La
Mar, 17 de febrero de 1825)
• Mi sinceridad es tal que me considero criminal en todo aquello que reservo. Yo soy un
hombre diáfano. (Carta al Gral. Santa Cruz, 11 de marzo de 1825)
• Un hombre sin estudios es un ser incompleto. (Carta a su hermana María Antonia, abril de
1825)
• La familia es un tesoro en que todos tienen intereses. (Carta a su hermana María Antonia,
abril de 1825)
• No hay más dicha ni desdicha que prudencia e imprudencia. (Carta a su hermana María
Antonia, abril 1825)
• La sabiduría aconseja la resignación más absoluta de los decretos del destino para disminuir
sus rigores. (Carta al Gral. Urdaneta, 8 de abril de 1825)
• Tengamos una conducta recta y dejemos al tiempo hacer prodigios. (Carta al Cnel. Heres, 20
de abril 1825)
• Más hace en un día un intrigante que cien hombres de bien en un mes. (Carta al Dr. J.
Hipólito Unanue, 30 de mayo de 1825)
• La existencia es el primer bien: y el segundo es el modo de existir. (Carta al Gral. Santander,
28 de junio de 1825)
• Mi mayor anhelo es que los colombianos salgan del Perú inmaculados. (Carta al Gral. Heres,
7 de julio de 1825)
• Yo he hecho lo que he podido por el bien de los hombres y de los buenos principios. (Carta al
Gral. Santander, 19 de agosto de 1825)
• Protegeré la religión hasta que me muera. (Carta a su hermana María Antonia, 27 de octubre
de 1825)
• Ya es tiempo de esperar en reposo la muerte para medio vivir los peores años de la vida.
(Carta al Gral. Santander, 12 de diciembre de 1825)
• Bolívar es incapaz de corromper a sus amigos porque nada puede pretender que no sea justo.
(Carta al Ábate de Pradt, 21 de marzo de 1826)
• El mando me disgusta tanto como amo la gloria, y gloria no es mandar sino ejercitar grandes
virtudes. (Carta al Gral. Santander, 7 de abril de 1826)
• Aunque me cueste la vida voy a impedir la guerra civil. (Carta al Gral. Salom, 17 de
diciembre de 1826)
• Mi gloria se ha fundado sobre el deber y el bien. (Carta al Gral. Páez, 23 de diciembre de
1826)
• Quiero salir ciertamente, del abismo en que nos hallamos, pero por la senda del deber y no de
otro modo. (Carta al Gral. Páez, 23 de diciembre de 1826)
• El instinto es un consejero leal; en tanto que la pedantería es un aire mefítico que ahoga los
buenos sentimientos. (Carta al Gral. Santander, 1826)
• Hacer bien y aprender la verdad son las únicas ventajas que la providencia nos ha concedido
en la tierra. (Carta a Jeremías Bentham, 15 de enero de 1827)
• Quiero asegurar después de mi muerte una memoria que merezca bien de la libertad. (Carta
al Presidente del Senado de Colombia, 5 de febrero de 1827)
• El gran poder existe en la fuerza irresistible del amor. (Carta al Gral. Sucre, 6 de abril de
1827)
• Yo podría arrollarlo todo, más no quiero pasar a la posteridad como tirano. (Carta a Sir
Robert Wilson, General inglés, 30 de abril de 1827)
• La amistad es más fuerte que la fortuna. (Carta a Sir Robert Wilson, General inglés, 30 de
abril de 1827)
• Esfuerzos inauditos me han arrancado la energía de la vida y, por consiguiente, me hallo
reducido al más triste desaliento. (Carta a Sir Robert Wilson, General inglés, 26 de mayo de
1827)
• La amistad es preferible a la gloria. (Carta al Gral. Sucre, 8 de junio de 1827)
• Recibo con mucho placer un bastón que usted me dá; es la imagen del mando, que yo
aborrezco, por lo que jamás uso tal insignia. (Carta a Francisco de Iturbe, 1 de julio de 1827)
• El mando pesa más que la muerte al que no tiene ambición. (Carta al Gral. José de la Mar, 22
de octubre de 1827)
• Yo siento por lo presente y por los siglos futuros. (Carta a Sir Robert Wilson, General inglés,
13 de noviembre de 1827)
• El hombre es hijo del miedo, y el criminal y el esclavo mucho más. (Carta a J. M. Castillo
Rada, Presidente de la Convención de Colombia, 11 de abril de 1828)
• Es difícil hacer justicia a quien nos ha ofendido. (Carta a J. M. Castillo Rada, Presidente de la
Convención de Colombia, 11 de abril de 1828)
• Mis temores nunca me han burlado. Ellos son presagios infalibles. (Carta a J. M. Castillo
Rada, Presidente de la Convención de Colombia, 24 de abril de 1828)
• El título de amigo solo vale por un himno y por todos los dictados que puede dar la tierra.
(Carta a J. R.l Arboleda, 1 de junio de 1828)
• Una vida entera de merecimientos cubre un momento de flaqueza. (Carta a J. M. Restrepo, 3
de junio de 1828)
• Nadie es grande impunemente, nadie se escapa al levantarse de las mordidas de la envidia.
(Carta a J. M. Restrepo, 3 de junio de 1828)
• Yo tengo demasiada fuerza para rehusar ver el horror de mi pena. (Carta al Gral. Córdoba,
julio de 1828)
• Mi vida: blanco de odios implacables. (Alocución a los Colombianos, 12 de noviembre de
1828)
• El bien como el mal, da la muerte cuando es súbito y excesivo. (Discurso en el Congreso de
Angostura, 15 de febrero de 1829)
• La clemencia con los criminales es un ataque a la virtud. (Carta a Estanislao Vergara, 22 de
abril de 1829)
• El menor mal es el mayor bien posible. (Carta a José Fernández, 27 de abril de 1829)
• Los asesinos, los ingratos, los maldicientes y los traidores, han rebosado la medida de mi
sufrimiento. (Carta al Dr. José María del Castillo, 1 de junio de 1829)
• La bondad es la exclusión de todos los defectos y de todas las maldades. (Carta al Dr. José
María del Castillo, 1 de junio de 1829)
• No es lo mejor lo más bueno si no hay posibilidad de hacer ejecutar lo que se intenta. (Carta
a Estanislao Vergara, 29 de junio de 1829)
• Prefiero la ruina de Colombia a oír llamar con el epíteto de usurpador. (Carta a Estanislao
Vergara, 13 de julio de 1829)
• Mejor estar tranquilo que vivir sobre el trono del universo. (Carta al Gral. Urdaneta, 13 de
julio de 1829)
• La verdad pura y limpia es el mejor modo de persuadir. (Carta al Gral. Urdaneta, 3 de agosto
de 1829)
• La ingratitud me tiene aniquilado el espíritu habiendo privado de todos los resortes de
acción. (Carta a José F. Madrid, 16 de agosto de 1829)
• La muerte es la cura de nuestros dolores. (Carta a Joaquín Mosquera, 3 de septiembre de
1829)
• Es la desgracia del hombre el no contentarse nunca. (Carta al Gral. Diego Ibarra, 20
septiembre de 1830)
• Yo no pido por recompensa más que el reposo y la conservación de mi honor. (Carta al Gral.
Pedro Briceño, 20 de septiembre de 1830)
• Un desengaño vale más que mil ilusiones. (Carta al Dr. Estanislao Vergara, 25 de septiembre
de 1830)
• La amistad que siento por usted es más pura que la luz del sol. (Carta al Dr. Estanislao
Vergara, 8 de diciembre de 1830)
• He sido víctima de mis perseguidores, que me han conducido a las puertas del sepulcro. Yo
los perdono. (Manifiesto a los pueblos de Colombia, 10 de diciembre de 1830)
• Huid del país donde uno solo ejerza todos los poderes: es un país de esclavos. (Discurso en el
Convento de Franciscanos de Caracas, 2 de enero de 1814)
• No es lo asequible lo que se debe hacer, sino aquello a que el derecho nos autoriza.
(Manifiesto de Carúpano, 7 de septiembre de 1814)
• La justicia es la reina de las virtudes republicanas, y con ellas se sostienen la igualdad y la
libertad. (Discurso en Bogotá, 13 de enero de 1815)
• La primera de todas las fuerzas es la opinión pública. (Discurso en Angostura, 1 de
noviembre de 1817)
• La educación forma al hombre moral, y para formar un legislador se necesita ciertamente
educarlo en una escuela de moral, de justicia y de leyes. (Carta a Guillermo White, 26 de
mayo de 1820)
• Sin moral republicana no puede haber gobierno libre. (Carta a Guillermo White, 26 de mayo
de 1820)
• Es imperturbable nuestra resolución de independencia o nada. (Carta al Gral. Santander, 7 de
julio de 1820)
• Es nuestra ambición ofrecer a los españoles una segunda patria, pero erguida, no abrumada
de cadenas. (Carta a Fernando VII, 24 de enero de 1821)
• El que no está con la libertad puede contar con las cadenas del infortunio y con la
desaprobación universal. (Carta al Gral. Santander, 29 de abril de 1823)
• La libertad del mundo está dependiente de la salud de América. (Carta a Sir Robert Wilson,
General inglés, 15 de noviembre de 1824)
• Id veloces a vengar al muerto, a dar vida al moribundo, soltura al oprimido y libertad a todos.
(Mensaje a los ciudadanos de Nueva Granada, 15 de diciembre de 1812)
• Yo desprecié los grados y distinciones. Aspiraba a un destino más honroso: derramar mi
sangre por la libertad de mi Patria. (Discurso en el Convenio de Franciscanos de Caracas, 2
de enero de 1814)
• Para nosotros la Patria es la América. (Proclama a la División de Urdaneta, 12 de noviembre
de 1814)
• Mi ambición se limita a libertar mi país y a ser estimado como hombre de bien por mis
coetáneos. (Carta a Juan Jurado, 8 de diciembre de 1814)
• Cualquiera que sea mi suerte en lo adelante, mi último suspiro será mi país. (Carta al
Presidente de las Provincias Unidas de la Nueva Granada, 8 de mayo de 1815)
• Amo la libertad de la América más que mi gloria propia, y para conseguirla no he ahorrado
sacrificios. (Carta al Presidente del Gobierno General de Nueva Granada, 27 de mayo de
1815)
• Un americano no puede ser mi enemigo ni aún combatiendo contra mí bajo las banderas de
los tiranos. (Carta a Cavero E. Hyslop, 2 de diciembre de 1815)
• Formémonos una Patria a toda costa y todo lo demás será tolerable. (Carta a Luis Brión, 2 de
enero de 1816)
• Prefiero un combate con los españoles a disgustos entre los patriotas. (Carta al Gral. Piar, 19
de junio de 1817).
• Es preferible la muerte a la expatriación. (Carta al Marqués de Toro, 27 de junio de 1817)
• El partido clerical es siempre adicto a su apoyo y compañero del despotismo (Memoria a los
ciudadanos de Nueva Granada, 15 de diciembre de 1812)
• En las guerras civiles es política el ser generosos, porque la venganza progresivamente se
aumenta. (Carta a Pedro Gual, 9 de febrero de 1815)
• La aclamación libre de los ciudadanos es la única fuente legítima de todo poder humano.
(Carta al Gral. Petión, Presidente de Haití, octubre de 1816)
• Más cuesta mantener el equilibrio de la libertad que soportar el peso de la tiranía. (Discurso
ante el Congreso de Angostura, 15 de febrero de 1819)
• La República tanto gana con la destrucción de un buen realista como de un mal ciudadano.
(Carta al Cnel. Antonio Morales, 25 de febrero de 1820)
• La mejor política es la honradez. (Carta al Gral. Santander, 17 de agosto de 1820)
• Siempre el ladrón tiene miedo de la justicia. (Carta al Gral. Santander, 14 de febrero de 1821)
• El honor es el mejor guía del laberinto de las revoluciones. (Carta a Martín J. Guise,
Vicealmirante del Perú, 24 de diciembre de 1823)
• De las cosas más seguras, la más segura es dudar. (Carta al Gral. Sucre, 26 de noviembre de
1824)
• No siempre lo justo es lo conveniente, ni lo útil, lo justo. (Carta al Gral. Sucre, 26 de abril de
1825)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada